¡¡TUCUMÁN ES UNA FIESTA...!!

San Martín se quedó con el Clásico Tucumano tras vencer a Atlético por 3 a 2 en el Monumental José Fierro.

Un clima de suspenso y poco usual rodea al fútbol argentino pero en Tucumán se respiraba EL CLÁSICO. El primero de ambos en primera, tras 37 años. Histórico, como el desarrollo, el resultado y sus consecuencias. 

 Con todo el drama del Superclásico suspendido, los esfuerzos por mantener la paz, las campañas por un partido tranquilo, el típico "Rivales, no enemigos" se multiplicaron y dio frutos. La provincia esperaba el choque con ansias, con chicanas, con folklore, con cargadas, con esperanza y con ganas de festejar; todo esto se dio con una tranquilidad sorprendente y sin incidentes. 
  Suficiente de previa, porque ¡¡si la habremos vivido...!! 
  Para la fecha 14, el José Fierro colmado, bengalas, humo, banderas, familias, canciones... ¡Fiesta! 
  Comenzaba el tan esperado partido unos minutos pasadas las 19:20. Y desde los 30 segundos, con un remate de lejos del "Pulga" Rodríguez que se fue muy arriba, se empezaba a pintar el panorama: UN PAR-TI-DA-ZO. 
  A los 2 minutos el "Taca" Bieler probó desde afuera del área pero se fue desviada por un rebote en la defensa decana.
  El cronómetro marcaba 7' y el árbitro, el punto del penal. Jugada rápida, falta dudosa, penal para Atlético, que el "Pulga" Rodríguez se encargó de convertir y abrir el marcador. 1 - 0. 
  A partir de allí, el "Santo" sintió el golpe, pero no se dejó aplastar y seguía intentando. Iban 16' y un cabezazo de Moreira, que partió de un córner, se fue muy cerca. Ahí, seguida, Pons ya se perfilaba, y Luchetti impidió el empate, tras contener un gran remate del rosarino. 
 El "Santo" no dejaba respirar a Luchetti y la defensa de los "Decanos" mostraba nuevamente sus falencias. Tras un centro de Petryk, el cabezazo de Purita se fue muy cerca del travesaño. Más de uno la vio adentro. Y recién llegábamos a la mitad de la primera parte. 
  Con una más, de Arregui, desde afuera del área y cuatro amonestados del lado "ciruja" se terminaba el primer tiempo. Arbitraje cuestionado, faltas raras, pelotas divididas condicionadas, juego pesado, roces violentos, tarjetas para un solo lado y con una clara dominación de San Martín. 

  Empezaba el segundo tiempo (un poco demorado, por las bengalas) y con un gol desde el vestuario, los locales ampliaban la diferencia. Convirtió Barbona tras una gran jugada de Rodríguez y Mercier. 2-0. 
  Un resultado injusto que se agrandaba y las posibilidades de un empate, se alejaban. Aunque no por mucho... Los de Ciudadela no se quedaron y dos minutos después, descontaban en el marcador. Tiro libre y Pons aprovechó un rebote del "Laucha". 2-1. 
  Con este resultado, renacía San Martín. Tanto Zielinski como Coyette lo sabían y comenzaban a mover el equipo, con los cambios. 
  Corrían 10' de la segunda mitad: Bieler desde afuera del área, complicó a Luchetti pero no pudo convertir. Inmediatamente, volvían a la carga, nuevamente Bieler, contuvo el arquero, dio rebote y Pons, esperaba agazapado pero volvió a las manos del capitán. 
  A los 26' los locales tuvieron su chance, pero Álvarez no la pudo aprovechar: se fue cerca. Y desde allí, vino la réplica y el terremoto. 
  Córner, Acevedo venció su marca y con un cabezazo exquisito, bien abajo, pegado al palo empató la historia. 28' ST, 2-2. 
  Con la adrenalina a flor de piel, el grito todavía en la garganta y aun volviendo a nuestros lugares, tras el festejo del empate, se daba vuelta el marcador: pases afuera del área, logra entrar Gonzalo y un remate potente que cubre Luchetti pero le rebota; Tino Costa venía por el palo y le quedó justa para empujarla y desatar la locura. 2-3. 
  Minutos finales tensos, golpes, amarillas, faltas, cambios, un papelón del "PR7" que quiso apurar el trámite del carrito, mientras Arregui salía lesionado (y que ya recorrió las redes) y la expulsión de Sbuttoni. Se adicionaron 5' que pasaron sin más sobresaltos y con un marcador cerrado. 
  ¿La tarea de Rapallini? Cuanto menos, cuestionable. Desde la jugada del penal, discutible; el no cobrado para San Martín; las manos medidas en conceptos diferentes.... Y las más evidentes e inexcusables, que le perdonaron la vida al "Pulga" Rodríguez: la primera amarilla que debió ver fue cuando pateó el tiro libre sin la autorización del árbitro, cuando éste aún se encontraba ubicando a la barrera y que, al ver la segunda, en el papelón del carrito, debería haberse ido expulsado. Una imagen lamentable para el líder e ídolo de Atlético Tucumán. 

 Más allá de todo, el resultado fue justo y merecido. Los de Ciudadela venían en inferioridad de condiciones, con momentos futbolísticos opuestos, sin su gente, en una cancha difícil: los espectadores neutrales, la prensa y, por supuesto, la mayoría de los hinchas decanos, daban por ganadores a los de Zielinski pero había que hablar en la cancha. Con este triunfazo histórico e inolvidable para sus hinchas, ante el clásico rival, San Martín: salió de la zona de descenso, dio vuelta un 0-2 a domicilio, volvió a la victoria de visitante tras 10 partidos, le cortó a Atlético una racha de 10 partidos invictos como locales y les quitó la chance de ser líderes de la Superliga. Acá, en el Barrio Ciudadela, las banderas, los cánticos y la pirotecnia no se hicieron esperar y a los pocos minutos de haber terminado el partido, comenzaba la afluencia de hinchas hacia el Estadio, para continuar con los cánticos, los bombos, la pirotecnia y las familias, celebrando un triunfo más en EL CLÁSICO TUCUMANO. 


 GOLES: 10' Rodríguez -p- (ATU); 47' Barbona (ATU); 49' Pons (SMT); 73' Acevedo (SMT); 75' Costa (SMT). 
 AMARILLAS: 32' Martínez (SMT); 43' Costa (SMT); 44' Petryk (SMT), 44' Arregui (SMT); 48' Aliendro (ATU); 66' Acevedo (SMT); 79' Vitale (SMT); 86' Rodríguez (ATU); 90' Abero (ATU). 
 ROJAS: 90' Sbuttoni (ATU). 
CAMBIOS: 52' Rodríguez por Martínez (SMT); 58' Toledo por Matos (ATU); 60' Álvarez por Barbona (ATU); 77' Díaz por Mercier (ATU); 77' Vitale por Pons (SMT); 86' Abregú por Arregui (SMT).


Notas Relacionadas

Envía tu comentario