Ingresar    Registrarse  

Columnistas Invitados

Columnista
invitados@laweek.com.ar
Resetear a Los Pumas
03-12-2016 11:30:29 hs.

La primera incursión en el Súper Rugby de una franquicia de la UAR que implicó la disputa de 18 partidos prácticamente consecutivos más constantes y agotadores viajes, una nueva participación en el  Rugby Championship (6 test versus las súper potencias del hemisferio sur) y los siempre duros test internacionales (7 en total) implicaron un gran cúmulo de exigencias que parecieron desbastar física y psicológicamente a su plantel. La aventura de competir en el Súper Rugby utilizando la base del plantel del seleccionado, con el objetivo de que los jugadores argentinos lograsen imprimirle mayor dinámica a su juego y acomodar su calendario al de los sudafricanos, australianos y neozelandeses, puede haber resultado positiva en cuanto al aprendizaje pero, a la vez, significó un tremendo desgaste físico y mental que posteriormente afectó el rendimiento del seleccionado y cooperó, indudablemente para que en la última ventana de noviembre la cosecha fuera de sólo una victoria y tres derrotas, dejando a los Pumas novenos en el ranking de la IRB y obligando a compartir el grupo con dos potencias en el venidero mundial.“Fue un año muy duro y largo, pero de mucho aprendizaje. La teoría es una cosa y la realidad hay veces que es otra. No fue todo lo bueno que podría haber sido, pero sacamos conclusiones importantes”, afirmó su entrenador, el tucumano Daniel Hourcade, en una entrevista dada a la agencia Télam. Además, en dicha entrevista explicó que el rendimiento del equipo en los cuatro partidos de la ventana internacional de noviembre fue el reflejo del año agotador, repleto de largos viajes, y que la conclusión es “negativa”.



                En conclusión, llega el fin de año y los balances son casi obligatorios. A partir de lo visto y lo analizado acerca de las competencias disputadas y el rendimiento del equipo, en el caso de Los Pumas, incluso antes de planificar lo que se vendrá en el 2017, parece ser menester presionar “Reset”, esperar que los distintos sistemas se reinicien y vuelvan a recuperar la intensidad perdida después de tantos viajes, tackles y sudores derramados.