Ingresar    Registrarse  

Antonella Sansone

Columnista
antosansone@laweek.com.ar
PRIMERAS PRUEBAS DEL NUEVO SAN MARTÍN
28-08-2017 04:50:48 hs.

Con un marco espectacular en La Ciudadela, entre luces, canciones y papelitos, se realizó la presentación del plantel que afrontará la temporada 17/18 del torneo de la B Nacional, en la previa del segundo amistoso frente a Gimnasia y Esgrima de Jujuy, esta vez, en casa.



El césped bien cuidado, una alfombra; las nuevas instalaciones, las remodelaciones en las existentes…. El Estadio Eva Perón fue colmándose de a poco, hasta que no cupo un alfiler en sus tribunas. La hinchada del “Santo” se hizo presente para recibir al nuevo plantel y para presenciar un gran encuentro de fútbol frente al “Lobo jujeño”, una clase de revancha, tras el encuentro que se disputó en Jujuy, en el que los de Ciudadela ganaron por 2 a 1.



Cagna presentaba a Arce; Chaves, Espíndola López, Banegas, Martínez; Busse, Altuna, Costa; García; G. Rodríguez y Bieler en cancha. En el arranque del primer tiempo, fueron todas para la visita. San Martín no se encontraba en el campo de juego y le permitía a Gimnasia llegar y llegar al arco de Bolívar, que defendía el flamante refuerzo Arce. Pero la defensa de local supo refrenar esos avances y el “lobo” hacía lo propio frente a los ataques del “Santo”. Así, se convirtió en un encuentro trabado en el medio y bastante agresivo físicamente: una patada de más, un pie largo, un choque innecesario, una entrada demasiado fuerte…. como si hubiese quedado algo pendiente desde el partido en Jujuy. Así fue hasta los últimos minutos del primer tiempo, donde San Martín se despertó y tuvo llegadas que no pudieron concretarse, sobre todo por la inexactitud en el último toque. Y sin muchas más emociones, que llegadas de pelota parada, terminó la primera parte.



Para la segunda, la visita presentaba un equipo totalmente nuevo, 9 cambios. El “ciruja” continuaba con los mismos 11 y los primeros minutos, se siguió la línea de lo que dejó el primer tiempo. Al ver que no funcionaba, el DT local metió mano y se hicieron todos los cambios juntos: Serrano por Cháves, Galeano por Busse, González por Costa y Oliver por Martínez.



A los 7’, un tiro libre peligrosísimo, unos cuantos metros afuera del área para Gimnasia, alertó al “Santo”. Finalmente, el tiro de Virreyra pegó en la barrera y derivó en un córner, sin mucho peligro. En la jugada siguiente, Gonzalo Rodríguez encaraba el ataque pero inexplicablemente, regaló la pelota y el “lobo jujeño” llegó al área de San Martín y un cabezazo en el área chica que pudo contener el arquero Arce, en la línea, para mantener el 0 a 0 parcial. Se la despejó corta, y un remate desde afuera del área, también fue contenido por el arquero “Santo”.



Esta fue la jugada de más peligro del partido, exceptuando la del gol; lo que ilustra cómo se presentó el partido, en general. Otra, en la que San Martín estuvo cerca, fue gestada desde el propio arco, en dos pases y un pelotazo que recibió Oliver, la aguantó y le cometieron falta: un tiro libre desde el costado, que derivó en varios rebotes y errores del arquero visitante; finalmente, dio en el palo y salió, teniendo el arco a su disposición.



A los 29’, tras una falta contra Blanco, Galeano fue amonestado, pero en vistas de su reacción contra el árbitro, de reclamos tanto propios como de sus compañeros, vio la roja, sin una segunda amarilla. Y no terminó allí, al salir continuaron los reclamos con el cuarto árbitro, en los que intervinieron Cagna y dos ayudantes.



Sin terminar de ordenarse tras esta situación, a los 31’, llegó el gol de Gimnasia, desencadenado por un error de Altuna, que por salir jugando, se complicó, el jugador DiStefano del “lobo”, atento, se la interceptó y ante la salida de Arce, aprovechó y marcó.



Tras la expulsión y el gol, San Martín reaccionó y tuvo chances, aguantó y salió a buscarlo. Generó chances pero no las concretó ante la urgencia que los desequilibraba. Una clara fue un tiro libre, a los 34’ en el que ni Rodríguez, ni Bieler ni Oliver pudieron finalizar con claridad, en el área. En la siguiente, González se movió solo, desde mitad de cancha hasta casi llegar al área, cuando se vio presionado, sacó un cambio de frente, buscando a Rodríguez que no llegó. Luego, un tiro de esquina, que no fue de mucho peligro, pero fue más de lo que se había presentado en el resto del partido, de ambos lados.



Al final, todas seguidas: un tiro de esquina, ejecutado por García, al primer palo y reaccionó el arquero Pietrich. Llegaba Rodríguez y lo trabaron, López intervino pero nuevamente terminó en nada, por lo menos, era cerca del área. Y al final, ya en el descuento, un cabezazo de Serrano fue al travesaño, que fue lo más cerca que estuvo el “Santo” del empate y en la última, Bieler probó de chilena pero el árbitro invalidó la jugada. Y así terminó el partido, sin mucho fútbol, con muchos golpes. Sin muchas certezas pero con mucho para analizar y mejorar. Y de eso se trata la pretemporada, más aún cuando el plantel se renovó completamente.



Para destacar, en las que le tocó demostrar al arquero Arce su arte, respondió correctamente, y en general, se vieron unas pinceladas de talentos individuales, que aparecieron cuando el “Santo” se quedaba sin ideas, cuando no podía quebrar las barreras jujeñas.



A todo esto, todavía se puede ver que este equipo se compone de piezas nuevas, que necesitan conocerse para poder funcionar como un todo. Para esto, San Martín disputará tres amistosos en los primeros días de septiembre, para llegar  con la mayor cantidad posible de rodaje al Torneo de la B Nacional: serán dos contra el recién ascendido Mitre (SdE) y el restante, ante los catamarqueños de Unión Aconquija.



 



Foto: Matías Ferreyra.