Ingresar    Registrarse  

Franco Romero

Columnista
francoromero@laweek.com.ar
+54 9 381 671-2772
CON AROMA FRANCÉS
05-08-2017 13:19:01 hs.

Cuando comenzó la pretemporada “culé” empezó a sonar con fuerza que el París Saint Germain estaba dispuesto a pagar una millonaria suma de dinero por el crack brasileño que venía teniendo buenas temporadas en el Barsa. Todo parecía ser un simple rumor de esos que estamos acostumbrados todos los mercados de pases en Europa. Pero a medida que los días iban transcurriendo el rumor se iba convirtiendo en realidad. Mientras Neymar la descocía dentro de la cancha en partidos contra la Juventus y el Real Madrid por ejemplo, afuera de la cancha callaba, dando a entender que sus deseos eran cambiar de rumbo y poder ser él la figura principal de un equipo, cosa que en el Barcelona no se le venía dando porque estaba detrás de un tal Lionel Messi.

Con tan solo 25 años Neymar da Silva Santos Junior (así es su nombre completo) ya se consagró campeón de la Copa Libertadores con el Santos, en la selección levantó la Copa Confederaciones (2013), se colgó la medalla de Plata en los Juegos Olímpicos de 2012 y la dorada en 2016. Con el Barcelona ganó 2 Ligas españolas, 3 Copas de España, 2 Supercopas, 1 Champions League y 1 Mundial de Clubes. Ahora pasará a las filas del club parisino donde compartirá equipo con varios sudamericanos como Javier Pastore, Ángel Di María, Thiago Silva, Edinson Cavani, Lucas Moura, entre otros.

Neymar pasó por el entrenamiento a despedirse de sus ahora ex compañeros para pasar al PSG por una loca y exorbitante suma de 222 millones de euros, para convertirse así en el pase más caro en la historia del futbol, record que ostentaba Paul Pogba (jugador francés) cuando pasó de la Juventus al Manchester United en el 2016 por una suma de 105 millones de euros. En el tercer lugar de esta lista se encuentra el galés Gareth Bale que pasó del Tottenham al Real Madrid en 2013 por 100.8 millones de euros, ya en cuarto lugar se ubica Cristiano Ronaldo con una suma de 94 millones de euros que el Real Madrid pagó al Manchester United en 2009 para hacerse de sus servicios. Finalmente en el puesto 5 se encuentra Gonzalo Higuaín cuando pasó del Napoli a la Juventus en 2016 por 90 millones de euros.

Lo cierto es que en el futbol actual, todo se convirtió en un negocio a tal punto que los grandes clubes europeos se encuentran financiados por jeques árabes o empresas chinas con una cuenta repleta de dinero, y en la actualidad hablar de tantos millones por un jugador de futbol parece demasiado grosero, sabiendo que en otras partes del mundo existen niños tan pobres que no les alcanza para comprar un pan. Pero todo esto es resultado del mundo globalizado y capitalista en el cual estamos inmersos.