Ingresar    Registrarse  

Antonella Sansone

Columnista
antosansone@laweek.com.ar
EL SANTO VA A VOLVER
14-06-2017 02:23:36 hs.

Este domingo 11 de junio llegó a su fin la novela que se desarrolló en los últimos días, con vistas a las Elecciones en San Martín de Tucumán. Con muchas idas y vueltas, dimes y diretes e irregularidades tanto ciertas como ficticias, las listas que se presentaron con el objetivo de conformar la Comisión Directiva del “Santo” se dieron cita en La Ciudadela a ser elegidos por los socios del club para representarlo.



Se oficializaron tres listas: Agrupación Roja y Blanca, conformada por Oscar Mirkin, Claudio De Camilo y César González (de la actual Comisión Directiva), Te quiero tanto, por Roberto Sagra,  Daniel Galina y Sergio Vigiani y Agrupación Ciudadela, por José Costanzo, Daniel Pappalardo y Francisco Fernández.



Una de las polémicas fue un audio de hace un tiempo pero que salió a la luz en medio de la campaña electoral, que sería de uno de los actuales miembros de la CD, que se refería con toda clase de improperios hacia los hinchas, que irían a renovar su status de socio para la segunda parte del campeonato que estaba por comenzar.



Otras, fueron las acusaciones de Mirkin en contra de Galina, que afirmaba que no era elegible para candidato ya que no contaba con la antigüedad reglamentada como socio del club. Las acusaciones fueron recibidas y se definió el futuro del aspirante a vicepresidente con un debate en las instalaciones del Estadio, a seis días de los comicios, de la Junta Fiscalizadora que resultó en un 3 – 2 a favor de que la candidatura sea aprobada. Una vez presentada la documentación correspondiente y correctamente verificada, se comprobó que sí cumplía con los requisitos para presentarse a los comicios.



Nuevamente en desacuerdo, Oscar Mirkin, el actual presidente del club hizo saber su desaprobación de estos resultados, mediante un audio que resonó entre los tucumanos y arremetió contra el presidente de la Junta Electoral, Pedro Bustamante. Lo acusó de estar mal informado, de no cumplir con su trabajo al no atender al artículo del estatuto que especifica los requisitos de los socios para presentarse como candidatos y de tener un voto (que por ser presidente, vale doble) imparcial en esta situación. Ante esto, Bustamante se defendió con acusaciones a Mirkin de la misma índole de las disparadas hacia él, de falta de ética, de impugnaciones infundadas y de votos imparciales; además lo invitó, a que, si tiene más pruebas de sus dichos, que las presente en la justicia, cosa que, finalmente, no sucedió.



Durante la campaña, la actual Comisión Directiva, exhortó a los socios a que voten la continuidad de su trabajo, para poder llevar a cabo objetivos a largo plazo, más allá de los resultados deportivos. Y remarcó las mejoras realizadas en la institución, a pesar de la herencia recibida. Su promesa era concentrarse en el fútbol y reforzar el plantel para lograr el tan ansiado ascenso a Primera.



Las propuestas de la fórmula ganadora se centraron en las mejoras al Estadio y al Complejo “Natalio Mirkin”, que ya vienen realizando desde la Subcomisión de Hinchas; un proyecto serio y competitivo en inferiores; un lugar más firme en AFA y el ascenso, con un plantel acorde y el mismo cuerpo técnico. Sagra, además, contó que, si ganaban, ya tenían $4 millones para ser transferidos al club y agregó que la actual CD tenía una voz cuestionable en cuanto a la falsificación de entradas y a las 7500 que, afirmaban, se vendían por partido.



La lista de José Costanzo comulgaba con estos objetivos: obras en el Estadio, en el complejo, recuperar las relaciones con AFA, Liga Tucumana, sponsors y ligas intermedias, un plantel digno de Primera División y un plan para la sumatoria de socios con múltiples beneficios.



En la calle, para la mayoría era un triunfo cantado que “Te quiero tanto”, pero claro estaba que el apoyo era para el candidato a vicepresidente, no tanto a Sagra. Galina, con participación activa en el último tiempo en la vida institucional del  club, supo ganarse adeptos al mostrar el trabajo que se realizaba en el club, al colaborar con sponsors, donaciones y varias otras cosas que se tradujeron en obras, de las que el hincha fue parte, tanto desde las redes como en la participación activa en trabajos manuales dentro del estadio y en los alrededores. El oficialismo tenía a sus seguidores, quienes supieron reconocer el trabajo realizado en la institución. Por otro lado, estaban quienes desaprobaban rotundamente los acompañamientos de las listas, lo que los impulsaron a votar al contrario, no así a “Ciudadela”, la tercera, que no supo ganarse un lugar competitivo, ya que incluso, hasta último momento, se creía que se habían bajado de la campaña.



Para estos comicios, se encontraban habilitados para sufragar 2051 socios, entre ellos 111 vitalicios, que figuraban en el padrón oficializado por la Junta Electoral conformada por: Pedro Bustamante, Augusto Galucci, Fernando Sánchez y Néstor González. La jornada comenzó a las 9 y se extendió hasta las 18, en un clima de tranquilidad, incluso entre los candidatos y, sobre todo, entre los socios, que desde hace un tiempo vienen destacando el hecho de que estas elecciones se realizarán con tranquilidad, sin la presión de una urgencia, en el plazo pactado al comienzo de la gestión. Se presentaron 1624 votantes, es decir 79.2% del padrón, un número altísimo y bastante mayor a los registrados últimamente.



Los números finales fueron para “Te quiero tanto”, 977 votos para CD y 802 para JF; “Roja y Blanca” se llevó 595 y 516, respectivamente y “Ciudadela” obvtuvo 47 para CD y 109. En la única mesa que ganó “Roja y Blanca”, por 4 votos, fue en la de socios vitalicios. La CD saliente, no dejó escapar la oportunidad de remarcar los logros de su gestión, de posponer una introspectiva para analizar por qué no se vio el apoyo a los últimos años de trabajo en las urnas y de cuestionar el obrar de la Junta Fiscalizadora. En tanto, Costanzo, que encabezaba la tercera lista, propuso firmemente que se renueve el estatuto, sobre todo, en los apartados de sufragio para evitar la polarización del voto. Los vencedores, no tardaron en reafirmar los objetivos y comprometerse a trabajar desde ese instante para cumplirlos, agradeciendo el apoyo de los votantes.



Finalmente, y a pesar de todo, el pueblo ciruja ha hablado y ha decidido que Roberto Sagra y Daniel Galina sean las voces que los representen, los que den la cara y peleen por San Martín, para que el club pueda volver a vivir sus mejores épocas. Han puesto todas sus esperanzas en que, apostando por el cambio, según lo que se viene viendo en el club, en cuanto a obras y a priorizar el amor a San Martín en todo lo que se hace, llevará a la institución a revivir sus años de gloria y de mantenerse, como se merece, en la élite del fútbol argentino, con inferiores acordes y trabajando en todas las categorías, engrandecer el estadio, que tanto se necesita y no olvidar el desarrollo de otros deportes que tantas alegrías siguen aportando al “Santo”. Se esperan tres años, hasta junio de 2020 con esta agrupación al frente, de arduo trabajo para llegar a todos los objetivos que el hincha y la institución se merecen, que comenzarán este jueves, y debutarán el viernes, cuando San Martín reciba a Central Córdoba de Santiago en su casa, por el Torneo de la B Nacional.



Más allá de los resultados, espero que nos unamos en un frente de batalla, para que el club crezca, sin importar la agrupación con la que comulguemos, porque al final de cuentas, todos SOMOS SAN MARTÍN.