Ingresar    Registrarse  

Gonzalo Salvatierra

Columnista
gonzalosalvatierra@laweek.com.ar
3816450660
LA PRIMERA DEFENSA DE MONZÓN
09-05-2017 11:44:39 hs.

En el día de ayer se cumplieron 46 años de la primera defensa de las catorce que tuvo el mítico Carlos Monzón. El argentino ya había vencido al italiano Nino Benvenutti y, de esa forma, obtuvo el título mediano.



La contienda Monzón-Benvenuti II tuvo lugar en el estadio Louis II de Montecarlo pero podría decirse que Nino empezó a perderla mucho antes: tal vez en el momento que aceptó un segundo combate con Carlos, motivado por una revancha que no lo dejó ver la realidad (su realidad) y jugó negativamente en él.



Habían pasado sólo seis meses del primer choque entre ambos en Roma -ocurrido el 7 de noviembre de 1970- y el recuerdo de aquella histórica jornada del Palazzo dello Sport aún latía en ambos, pero con incidencia disímil.



Monzón estaba en sus cabales, dispuesto a iniciar un largo y fructífero reinado. “Quédense tranquilos, el título vuelve para allá”, fue el primer mensaje que mandó para Santa Fe a través de El Litoral.



'Carlitos' quería hacer sentir que era el nuevo campeón y en los entrenamientos hasta llegó a castigar durísimo a sus parteneires, en clara señal de fortaleza. Benvenuti, en cambio, no podía con su alma ni con su cuerpo.



Por su parte, Nino estaba abrumado, trataba de convencer a sus connacionales que el traspié anterior había sido un descuido -una mala performance que se podía remediar-, pero evidentemente no era así. 



En los meses previos al desquite hubo un llamado de alerta que Benvenuti no supo o no quiso “ver” en su real dimensión: Peleó contra José Chirino, quien lo tumbó en dos oportunidades. Chirino era un buen boxeador pero no mucho más que eso.



En los días anteriores a la pelea, Monzón noqueó a todos los sparrings, mientras que el nacido en Eslovenia no se enfrentó al argentino en el día del pesaje, en un intento de jugar al "misterio".



La pelea fue breve, muy breve. Duró apenas tres round, cuando Amaduzzi le tiró la toalla a su peleador en señal de abandono.  Durante el combate, Nino cayó en dos oportunidades.



Carlos Monzón defendió su título en trece oportunidades más. De esta manera, obtuvo un récord histórico, que sería desbancado por Omar Nárvaez.