Ingresar    Registrarse  

Gonzalo Salvatierra

Columnista
gonzalosalvatierra@laweek.com.ar
3816450660
EL DÍA DE MUHAMAD ALÍ PERDIÓ SUS TÍTULOS
22-04-2017 15:27:35 hs.

Un 28 de abril, pero de 1968, Estados Unidos entraba en guerra con Vietnam, con lo cual, muchos jóvenes estadounidenses partieron hacia un terreno desconocido a batallar. Dentro de esos muchachos se encontraba Cassius Marcellus Clay, o, mejor conocido, como Muhamad Alí. Este nombre nació en el año 1964, cuando Clay se adhirió al Islam.



Alí tenía fuertes declaraciones opositoras a la Guerra. Estas no ayudaron, y tras una negativa del Tribunal Supremo a concederle un nuevo aplazamiento para su incorporación a las filas, Muhamed Alí se presentó en el centro de entrenamiento del ejército de Houston. 



Permaneció inmóvil, callado, sin hacer caso a los requerimientos del oficial de alistamiento. Le repetían que sería condenado por desertor, pero él no abandonaba su postura. El campeón no respondía como Cassius Clay ni como Mohamed Alí. Ese mismo día, la Comisión Atlética del Estado de Nueva York le quitó su título mundial y de la licencia de boxeador.



El 20 de junio fue condenado a cinco años de cárcel por Tribunal Federal de Houston. Comenzó así un largo periplo de tres años y medio alejado del boxeo. Siempre se negó a retractarse, convencido de que cuando pudiera volver a boxear recuperaría su condición de campeón y su corona.



Pasó por libertad provisional bajo fianza, recursos de apelación, y otras cuestiones judiciales, hasta que salió. Comenzó a viajar por el país, a presentarse en conferencias en escuelas y universidades. Una sociedad estadounidense más opositora a Vietnam empezó a entenderlo.



En septiembre de 1970, un juez federal de Texas consideró que la suspensión de Clay era "arbitraria e irrazonable" y, poco después, la misma comisión que lo había desposeído del título le concedió de nuevo la licencia para boxear.



Muhammad Alí regresó al ring en octubre de 1970. Obtuvo dos victorias, pero perdió el combate por el título contra Joe Frazier, el 8 de marzo de 1971. Habría otra oportunidad. Volvió a enfrentarse a Frazier y ganó por puntos.



En octubre de 1974 recuperó el título de los pesos pesados al dejar fuera de combate en el octavo asalto al campeón George Foreman. Fue el combate del siglo, en Zaire, ante 120.000 personas. Él lo sabía, ese título que le quitaron por oponerse al ejercito, volvería a ser suyo.