Ingresar    Registrarse  

Franco Romero

Columnista
francoromero@laweek.com.ar
+54 9 381 671-2772
¿QUÉ LE PASA AL FUTBOL ARGENTINO?
16-03-2017 19:00:49 hs.

Mucho tiempo pasó de aquel 19 de diciembre en el cual el fútbol argentino establecía un 'parate' por las vacaciones. Fueron casi tres meses sin ver rodar la pelota, tres meses sin competición oficial para los jugadores profesionales. 



Durante este período los jugadores tuvieron tiempo de tomarse sus merecidas vacaciones y los entrenadores de preparar una pretemporada con las miradas puestas en tener un buen desempeño en lo futbolistico. Pero la pretemporada se hizo más larga de lo normal. Iban transcurriendo los días, los meses y lo único que se hablaba en la entidad madre del fútbol argentino era acerca de quién sería el nuevo presidente, quién se quedaría con los derechos televisivos, quién se haría cargo de las deudas millonarias que los clubes mantenían con los futbolistas. Nadie, pero nadie se preguntaba o preocupaba acerca de cuando volvería el fútbol. 



Mientras en nuestro país los dirigentes del futbol 'trataban' de ponerse de acuerdo  (algo muy difícil por estos tiempos) en otros países más organizados de América Latina  (Brasil, Colombia, Chile, etc.) y Europa los campeonatos locales ya se encontraban en disputa y con varias fechas ya jugadas, es decir, que los equipos ya tenían un ritmo futbolistico adecuado a las competencias. 



El fin de semana pasado se dió una solución provisoria a las deudas con la mayoría de los jugadores y formalmente se dió comienzo al fútbol. Antes que esto sucediera la Copa Libertadores ya se había puesto en marcha para los equipos argentinos (principalmente Atlético Tucumán, que fue el primer equipo en arrancar su participación en el torneo continental, allá por el 31 de Enero cuando disputaba la fase pre clasificatoria y debía enfrentar al Nacional de Ecuador).



Durante la primera semana de competición oficial en lo que respecta a la fase de grupos se vio claramente un mal rendimiento y una desventaja para los elencos del ámbito local. El primero en salir a la cancha fue Godoy Cruz que recibió en el Malvinas Argentinas de Mendoza a Atlético Mineiro, que se llevó un empate en 1. Luego San Lorenzo debía visitar a Flamengo en Brasil. Fue un duro golpe para el 'ciclón' que fue goleado por 4-0. Más tarde Atlético Tucumán recibía en el José Fierro al siempre difícil Palmeiras de Brasil que también se llevó un punto de Tucumán. Fue igualdad en 1. Finalmente Lanús cerraba la primera semana de competición para los equipos argentinos con una derrota 0-1 frente a Nacional de Uruguay en su estadio, demostrando que el párate y la falta de competencia oficial dejó mas en deuda que conformes a la mayoría de los equipos e hinchas argentinos. 



La segunda semana comenzó de la misma manera. Estudiantes de La Plata, visitaba Río de Janeiro para enfrentar a Botafogo. Fue derrota para el 'pincha' 2-1. Ayer se disputaron dos partidos más. San Lorenzo en el Nuevo Gasómetro perdió 0-1 con Atlético Paranaense, mientras que River ganó en Medellín 3-1 frente a Independiente, consiguiendo así la 1° victoria de un equipo argentino en esta edición de Copa Libertadores. Aquí es donde se plantean los interrogantes: ¿Por qué les cuesta tanto ganar a los equipos argentinos?, ¿la falta de competencia oficial les jugó en contra?, ¿no estuvieron a la altura de las circunstancias?. Para finalizar esta semana todavía restan disputarse los partidos de Peñarol - Atlético Tucumán y Chapecoense - Lanús, esperando que se consigan resultados favorables, ya que el fútbol argentino es uno de los mejores del continente y a cada campeonato deja en claro su gran nivel demostrando en la cancha que cualquier equipo puede ganarle a cualquiera. Ya no existe la diferenciación de 'equipo chico' o 'equipo grande'. Los partidos ya no se ganan con la camiseta. 



Pero nada de eso importa actualmente en AFA. Los dirigentes quieren seguir llenándose loa bolsillos a costa de nuestro fútbol, quieren conseguir cada vez mayor poder e impunidad. Esperemos que esto se corte de raíz cuanto antes, no sólo por los que amamos este deporte, sino porque van a destruir un país y un deporte que prácticamente es el 'semillero del fútbol' y sobretodo una de las ligas más competitivas del fútbol.