Ingresar    Registrarse  

Gonzalo Salvatierra

Columnista
gonzalosalvatierra@laweek.com.ar
3816450660
FÚTBOL, PASIÓN DE MULTITUDES
03-03-2017 08:10:21 hs.

El fútbol argentino está en problemas. Es una verdad de perogrullo. Sin embargo, los argentinos queremos que vuelva. ¿Por qué lo ansiamos? ¿Por qué algunos son capaces de rezar a Dios por la vuelta de su equipo preferido?. "Son veintidós corriendo atrás de una pelota", escucho decir muchas veces. Es verdad, pero, también es verdad, que nos despierta los sentimientos más puros y nobles. El fútbol une y más de lo que pensamos. Les comparto una carta que escribí cuando San Lorenzo de Almagro, mi club, se consagró campeón de la Copa Libertadores. El título que todo hincha cuervo anhelaba.





"Cómo no darle la bienvenida a ella. Es un título que anhelábamos todos los hinchas de San Lorenzo. Fue grandioso ver cómo la tele mostraba a las distintas generaciones de fanáticos. Desde el abuelo, el padre y el nieto teniendo una misma ilusión. En mi casa no hay tanta historia, pero ya somos dos y estoy seguro que habrá más hinchas del azulgrana.



Yo soy hincha de San Lorenzo de siempre. Mi primer recuerdo se retrotrae al 96 aproximadamente. Ese momento me lo da una camiseta, regalada por mi viejo. Esa remera que no me sacaba nunca y, más de una vez, a causa de ella, recibí un reto, había que lavarla, me decían en mi casa. Vivía y dormía con esa camiseta.

Cuando fui creciendo y empecé a entender lo que era el fútbol pero sobre todo el sentimiento azulgrana, me dí cuenta que entre mi viejo, San Lorenzo y yo, había una conexión especial. Esa conexión que se fundió en un abrazo cuando el árbitro brasileño pitó el final y el título, tan anhelado, estaba en el bolsillo. Esa conexión me permitió “soportar” las gastadas de todos mis amigos, hinchas de Boca, cuando sus títulos se hacían cada vez más seguidos y el Ciclón penaba por la mitad de tabla en la mayoría de los torneos.

No soy más ni menos hincha que nadie. Como dice la canción, “yo a San Lorenzo lo quiero hasta que me muera”. Siempre será así. Mis alegrías y tristezas deportivas siempre son a causa de esos colores. Muchas veces, las conversaciones con mi papá parten de cómo se ve al equipo o cuándo juega. Eso y mucho más significa San Lorenzo. No es un equipo de fútbol solamente. Es la vida misma en ese equipo. Por eso la felicidad en un partido, en un torneo".



Gonzalo Salvatierra – Hincha de San Lorenzo desde 1991